martes, 10 de febrero de 2015

Reseña de El niño con el pijama de rayas, John Boyne.

Ayer terminé de leer este maravilloso libro...y quiero compartir con ustedes mi experiencia.



El niño con el pijama de rayas.
Autor (a): John Boyne.
Publicado por Salamandra en Argentina.
Título original: The Boy in the Striped Pajamas.
Libro único (en el sentido de que no es parte de ninguna saga, y en el sentido de que no hay otro igual también).
Sinopsis: SIN SINOPSIS. El editor dice especialmente que cree que es mejor leer el libro sin saber bien de qué se trata. No obstante, les dejo el resumen.





Resumen - Sin Spoilers

Bruno es un chico de nueve años que vive en una casa de cinco pisos en Berlín, junto con su madre, su padre, su hermana (con quien no se lleva especialmente bien) y María, su criada. Tiene tres mejores amigos: Karl, Daniel y Martin, con quienes juega muy a menudo.
Pero un día todo cambia: el "Furias" (Bruno lo dice así, y está escrito así en el libro) manda a su padre a trabajar a "Ausvich", y toda la familia tiene que ir con él. Así que Bruno tiene que dejar a sus tres mejores amigos, a su enorme casa y a su vida en Berlín para irse a vivir a una casa de campo en la que no hay nadie para jugar.
Pero desde la ventana de su habitación, Bruno ve una granja con una cerca, y personas dentro. Así que un día decide ir a investigar. Entonces conoce a Shmuel, un chico pálido y escuálido, un poco más bajo que él, que siempre va vestido con un pijama de rayas, como toda la gente que está del otro lado del cerco. Ellos nacieron el mismo día, pero Shmuel es polaco y Bruno, alemán.
A lo largo del libro, Bruno va descubriendo que tiene muchas cosas en común con ese pálido chico polaco que no puede irse de su lado de la cerca, y se va haciendo su amigo secreto.



Reseña - Sin Spoilers

Antes de empezar a hacer la reseña, quiero contarles que tiene una adaptación cinematográfica (aquí el trailer). Y cabe aclarar que si sólo vieron la película, les recomiendo que lean el libro también, porque se cambian muchas cosas, desde la edad de Bruno (que tiene 9, no 8), hasta lo que hacen junto con Shmuel.
Dicho esto, comencemos.
A mí me había regalado éste libro mi mamá, hace bastante tiempo, y yo lo había empezado a leer pero lo dejé. No sé exactamente por qué. Así que decidí volver a leerlo, y sólo tengo maravillas que decir de él.
El niño con el pijama de rayas nos muestra la historia de Bruno, un niño curioso que vive una infancia común y corriente: juega, molesta a su hermana, tiene amigos, odia las clases...todo esto sin saber qué está pasando a su alrededor. Cuando se muda a Ausvich, extraña a sus amigos, a su casa, y a Berlín en general. Se aburre en las clases particulares. No sabe de qué trabaja su padre exactamente, sólo lo que le contaron, y no deduce nada malo de eso.
Y también nos muestra la historia de Shmuel, un chico que es demasiado pálido y flaco para su edad, que vive la vida de una forma completamente diferente a la de Bruno, y, a pesar de ser tan parecidos y hasta tener la misma edad, Shmuel es maltratado. No sabe exactamente por qué está allí, del otro lado de la cerca, pero sabe que no es por nada bueno. No obstante, esto no le impide trabar amistad con Bruno y disfrutar de su compañía.
La historia es totalmente atrapante, con una narración ágil y un protagonista que te robará el corazón desde el primer momento con su inocencia y sus pensamientos. Me encantó cómo el autor profundiza de forma muy visible pero no directa en la amistad, la inocencia, la lealtad, el apoyo, el valor y, sobre todo, en la gran interrogante:
¿Cuál es la diferencia entre Bruno y Shmuel?
¿Por qué los tratan tan diferente?

La verdad es que éste libro es recomendable para todas las edades, porque los más chicos verán una historia entretenida de dos amigos que viven realidades muy distintas pero que igual son amigos a pesar de las supuestas diferencias que todos les imponen; y porque los más grandes podrán analizar un poco más profundamente y descubrir lo que el autor en verdad quiere mostrar.
¿Mi puntuación?
Creo que con 10/10 no alcanza, pero se entiende que el primer diez en realidad quiere decir infinito.


¿Ustedes lo leyeron? ¿Qué les pareció?



Gracias por leer y saludos,

Vik.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Dejás un comentario? ¡Muchas gracias! Eso nos ayuda mucho, ¡es un gran apoyo!
¿Te podemos pedir una cosa? No hagas spoiler. ¡Es lo único! Gracias.