miércoles, 10 de mayo de 2017

La Geek Out | Mi experiencia

¡Encuadernador@s! Les traigo mi experiencia en la Geek Out.

Primero, ¿qué es?
Es un evento organizado tanto por el gobierno como por varias organizaciones de roleros y otros sitios frikis, en el que podés encontrar: juegos de mesa, de rol, muestras, alguna charla...¡súper copado!

Qué hacía yo ahí...
Bueno, no sé si saben pero a mí me gusta mucho el rol, y roleo desde hace un año más o menos. Puede que muchos de ustedes no sepan lo que es, y eso será tema de otra entrada, si quieren, pero básicamente es un tipo de juego en el que interpretás a un personaje. El caso es que además de jugar, dirijo mesas, y un contacto nos dejó (a Joaco, mi novio, y a mí) unas mesas para que masterearamos ("masterear" es dirigir una mesa). Así que, ¡sí! Estuve ahí mastereando mi juego (Oniria, por si fueron y se acuerdan). Aparecí incluso en un folletito c: c: Me siento muy famosa.

Mi experiencia
La verdad, al principio me deprimí un poco porque había mucha gente y a pesar de que muchos se acercaban a preguntar qué onda, ninguno parecía decidirse a jugar conmigo. Pero más o menos a las 3:30 (el evento empezaba a las 2 pm) vinieron dos personas interesadas (yo estaba ya con un amigo que quería jugar conmigo) y empezamos el proceso de crear personajes.
La partida, increíble, los jugadores unos capos, estuvieron re metidos en la historia. Fue una de mis mejores partidas, para ser sincera, siento que se estructuró muy bien y que se desarrolló perfectamente. Hubo mucho rol, entre los jugadores digo, y la verdad fue muy divertido.
Eso: divertido. Hubo muchas risas y la pasé genial.
En cuanto a la organización, estuvo muy bien. Estaban todos muy atentos, y se te acercaban a preguntar cosas, a los másters les preguntaban siempre qué tal estaba yendo todo, y nos dieron un vaucher para bebidas <3. Unos capos, sinceramente.

Les dejo algunas fotos, la verdad creo que eso es todo. Fue en el Centro Cultural San Martín, el sábado éste que pasó (06/05).

Todos los masters de la Geek Out

La imagen de presentación
Mi mesa

domingo, 7 de mayo de 2017

Mio Cid | Breve comentario

¡Hola, Encuadernador@s! Me hicieron leer para el colegio el Cid (Poema de Mio Cid), así que traigo un breve comentario sobre qué me pareció, y algunos consejos para estos casos en los que nos mandan a leer algo.
Primero que nada, quiero decir que al principio el Cid no me llamaba nada la atención, y cuando empecé a leerlo tampoco es que me enganchó mucho. Pero a medida que fue avanzando la historia, superada la primera mitad del primer cantar, me pareció bastante más llevadero. La historia se volvió más interesante, y gracias a haber hecho un pequeño análisis en clase me resultaba mucho más curiosa la forma de narrar.

Algunos datos interesantes:
-Es un libro de origen español, y se conservó sólo un manuscrito.
-Está dividido en tres partes (tres cantares), aunque tiene una estructura bipartita ("doble proceso de pérdida y recuperación de la honra").
-Se plantea un modelo de héroe muy distinto a los del resto de la épica, cuya característica principal es la mesura.

Consejos:
Sé que muchas veces nos mandan a leer un libro que tiene el premio a la pinta más aburrida de la galaxia entera, y nos la pasamos preguntando por qué nos mandan a leer cosas tan densas, pero acá les doy algunos consejos para que no les resulte tan imposible.
  1. Aunque parezca imposible, ir con expectativas lo más positivas posibles. No sirve de nada que vayas pensando "me voy a cagar de embole". Pensá en que es un libro que no conocés y que puede llegar a resultar interesante, por más que todo impresione de otra forma.
  2. Marcá el libro. Es tuyo, marcalo como quieras. Escribile, anotá, subrayá, lo que necesites para que las cosas se vean mejor o te las acuerdes más fácil. Si en las clases tomás apuntes en tu cuaderno, cuando quieras relacionarlo con alguna parte concreta del texto no te va a resultar tan visual. Es mucho más sencillo si lo escribís directamente en el libro, en la parte que corresponde.
  3. Usá post its. Admito que yo no los uso en libros del colegio, pero sí es una gran opción. Si el libro tiene por ejemplo una división en partes que no está marcada por sí misma (si no tiene títulos y eso), ponele post its y diferencialas vos. Siempre pasa que la profesora dice "bueno, como vemos, este libro tiene una clara distinción entre la parte en que el héroe está en la desgracia y otra...". Marcá vos cuándo empieza a pasar, dónde está el primer indicio del cambio, lo que sea.
  4. Leé todo el texto. Sé que puede parecer un consejo algo estúpido, pero hay mucha gente que prefiere no leerlo entero sino sólo fragmentos y después arregrárselas con el resto. En serio te recomiendo que no hagas eso. Entiendo que saltees alguna parte no importante de descripción, por ejemplo (a menos que tu profesora/tu profesor diga estrictamente que es importante), pero el resto leelo.
  5. Si te dan fotocopias, leelas a la par del texto. A qué me refiero con esto. La gente suele leer primero el libro y una vez terminado lee los textos que acompañan. Bueno, es una forma, pero yo te recomiendo fervientemente que leas al mismo tiempo uno que otro y, de ser posible, que termines antes los textos explicativos que el libro. Esto sirve para ir reconociendo las cosas más sencillamente.
Bueno, eso fue todo, ¿les gustó la entrada? Espero que sí. ¡Nos vemos!

sábado, 18 de marzo de 2017

últimas noticias

Encuadernador@s, vengo a traerles una actualización para que estén informados de qué está pasando en mi vida lectora.
Empecé el colegio así que tengo menos tiempo para leer pero, en cualquier caso, mi lectura actual es Juego de Tronos 2, y va a tardar un poco de tiempo, aunque pronostico terminarlo para finales de abril. Como me conviene ir leyéndolos seguidos, voy a leer apenas un o dos libros cortos entre medio de el 2 y el 3, y así hasta terminar esta saga.
Bueno, dicho esto, espero que estén teniendo fantásticas lecturas y fantásticos días en general. ¡Un beso!

sábado, 25 de febrero de 2017

Reseña de La chica del león negro, de Alba Quintas Garciandia

Hola, Encuadernador@s. Hoy les traigo otra reseña.


La chica del león negro.
Autora: Alba Quintas Garciandia.
Publicado por Plataforma Neo.
Título original: La chica del león negro.
Libro autoconclusivo.
Sinopsis: Al caer la noche, Serena deja de ser Serena para transformarse en la chica del león negro, y el oscuro mundo de Némesis se convierte en su única realidad. Allí, en la sucia ciudad donde nunca sale el sol, la joven busca una curación para Pascal, el último paciente de su padre y su amor. Pero los siete Delirantes que gobiernan la urbe doblegando a todo aquel que acabe en sus dominios temen y odian a Serena, la única humana que aún no ha sido tentada por su poder. Perdida en una lucha que quizá no pueda ganar, Serena se enfrentará a cualquier obstáculo para que Pascal pueda tener una vida normal. Secretos, arte, delirios y muerte se interponen entre la chica del león negro y su felicidad.


Resumen - Sin Spoilers

Serena todas las noches atraviesa un portal y se dirige a Némesis, un mundo oscuro y peligroso dominado por los Delirantes, y se aventura allí para conseguir una cura para su novio, Pascal.



Reseña - Sin Spoilers

Veamos. Este libro no lo terminé, y quiero aclarar acá por qué.
El libro lo vi por primera vez y me llamó la atención su portada, pero no fue hasta bastante después que leí la sinopsis. No me convencía la parte de la historia de amor, pero el mundo parecía fascinante, así que decidí darle una oportunidad.
Empecé a leerlo, y los dos primeros capítulos fueron amor puro. Me encantó tanto cómo se presentaba el mundo como la idea en sí de éste, y también las partes en negro de la novela que son narrados en primera persona por alguien misterioso. El caso, seguí leyendo y descubrí a Serena, la protagonista, y ahí fue cuando todo empezó a ir mal. Y atentos porque lo que les voy a decir es raro:
Había un choque excesivamente notable entre la descripción de Némesis (el otro mundo) y los personajes y el mundo humano. Eran claramente inferiores estas últimas dos cosas. En serio parecía que los había escrito otra persona. Y ese choque...bueno...me chocó, si se entiende. Me sorprendió mucho y me disgustó, a partir de ahí la lectura se me hacía tediosa. Y fue entonces que empecé a buscarle con más detalle los fallos al libro.
Primero y principal, la protagonista escribe, lo cual está bueno para la trama porque tiene sentido, pero me parece...cómo decirlo...DEMASIADO TIRADO DE LOS PELOS, puesto con pincitas, definitivamente, eso no tenía que estar ahí. Y me refiero a que la descripción de cómo se sentía ella al escribir me pareció excesivamente exagerada y, perdón, de típica escritora desesperada por crear empatía. En fin, es mi opinión.
Otra cosa: la historia de amor definitivamente no me convenció. Pero no porque fuera irreal (que puede ser, pero no tanto), sino porque me parece que estaba puesta de relleno. O sea, sobraba. Claramente por el hecho de que su viejo trabajara yendo a ese otro mundo la autora tenía mil formas de hacer que Serena, su hija, también lo hiciera. Pero tuvo que elegir al amor. Y no lo hizo bien porque se notaba que estaba ahí porque era necesario.
Además, el libro me resultó bastante predecible en cuanto a lo que es trama dramática. Era tipo (ejemplo que no pasa dentro del libro): Hay un hombre sospechoso que sigue a la mina a todos lados y la mina siente que lo conoce de algún lado. Termina siendo su padre fugitivo que no había muerto al final, sólo estaba escondido. Es como: ¿Rilly? Ya lo sabía.
En resumen: no había giros interesantes porque la trama era muy plana y sobre todo el amor estaba puesto porque sí, y a pesar de que tenía un gran mundo para usar y cuyas descripciones e ideas estaban fenomenalmente bien, no supo aprovecharlo y terminó poniendo relleno, tras relleno, tras relleno.
En definitiva: lo bueno es el mundo, lo malo es todo el resto de las cosas.
Mi puntuación:
4/10.

martes, 14 de febrero de 2017

Reseña de Mi corazón en los días grises, de Jasmine Warga.

Vamos con otra reseña, Encuadernador@s.



Mi corazón en los días grises.
Autora: Jasmine Warga.
Publicado por Montena.
Título original: My heart and other black holes.
Libro auto-conclusivo.
Sinopsis: Aysel tiene dieciséis años y le faltan motivos para seguir adelante. En un pequeño pueblo donde ser diferente está mal visto, ella carga con el peso de tener un nombre y un aspecto extranjeros y con el estigma del terrible crimen que su padre cometió. Sin amigos y con una familia que la rehúye, Aysel siente que su corazón es un agujero negro y que algo dentro de ella devora todos sus sentimientos. Pero cuando conoce a Roman, un chico que vive atormentado por la culpa, siente que algo cambia. Con Roman las horas que antes se le hacían inacabables ahora pasan volando. Con Roman es capaz de imaginar un mundo mejor. Con Roman podrá hablar de los secretos que ha escondido durante años... A medida que los dos jóvenes se conocen, Aysel debe decidir: ¿quiere acabar con todo?, ¿o prefiere ver qué les depara el futuro?


Resumen - Sin Spoilers

El padre de Aysel ha cometido algo terrible. Y ella tiene que vivir con el peso de ese atroz acontecimiento, sobre todo ahora que él está encerrado y ella vive con su madre y sus hermanastros. Está sola. Nadie parece entenderla, no tiene amigos...así que decide suicidarse. Para eso, busca un compañero. Roman. Y con él tomará una decisión muy importante: quitarse la vida en unos días.
O... ¿no?



Reseña - Sin Spoilers

(Parte de atrás)
Quiero tomarme un tiempo para hablar de la portada. Me parece bellísima. Amo la combinación de colores. Sí que creo que la letra del título podría haber sido otra y hubiera quedado mejor, y hasta podría haber sido "menos negra", combinando más con el gris del fondo pero, en general, me encanta. Y la contra portada, es decir la parte de atrás, es preciosa en su totalidad. Me encanta cómo se funde el corazón con el gris del fondo, y el degradé de tonalidades. ¡Hermosa!
Bien, terminé con las cosas buenas de la novela. Ah, me faltaba el nombre de la protagonista, Aysel, que también me gustó. Ahora sí, paren de contar. No hay nada mejor que esto entre las páginas del libro.
La historia promete ser desgarradora y realista, y las críticas no dicen menos. Fueron muchas las reseñas que vi o leí que hablaban de lo "dura", "cruda" que era y lo "bien hecha" que estaba esta historia, pero la verdad, en mi opinión, nada más alejado de la verdad.
Primero y principal, la protagonista no da la sensación de estar deprimida. Sí, nos dice a cada rato "mi vida es una mierda, ya falta poco para suicidarme, me quiero ir", pero no lo demuestra. Por supuesto que cada persona es diferente, pero en ningún momento (y quiero decir ninguno en negritas) la chica parece realmente triste. Además, su entorno jamás parece todo lo hostil que ella piensa, y aunque es cierto que nuestra mente ayuda a que veamos las cosas peor de lo que son, esto era cualquier cosa. Creo que, de todas formas, esto se debe a que no creo que el lector logre conectar con la protagonista, en lo absoluto, ya que jamás se nos muestra a una chica con la que empatizar; más bien, me parece una joven que putea a todo y a todos, se aleja de quien puede y dice estar triste pero, a decir verdad, no a una chica verdaderamente deprimida o angustiada.
Segundo conflicto que tengo con el libro: la evolución. ¿Cómo es eso de que de un día para el otro dejás de estar (") deprimido (")? ¿Cómo es eso de que conocer a un chico te hace querer ser feliz de un momento a otro? Me encantaría saber la receta, porque hasta ahora eso no es real. De un momento al otro, la chica cambia de opinión al darse cuenta de que le gusta alguien. ¿No era que tu vida era una mierda? ¿Que todo hacía que quisieras morirte? Oh no pero, claro, unos días de hablar con alguien (y encima no de tus problemas) y terminás feliz. Por supuesto, por supuesto. Las cosas se resuelven así. Muy bien, chicos, enamórense que al parecer cura todo.
Pero éste detalle no sólo agrega incredibilidad al libro, sino a los motivos de la protagonista, los cuales se caían ya a pedazos y ahora se caen enteros. Es evidente que no estás tan jodido si por un mes con un chico cambiás de parecer. Aunque ya lo sabía por la constante necesidad de decir que estaba jodida que tenía la protagonista, se confirma todavía mejor con este insostenible giro.
Tercera cosa: es muy corto. ¿Cómo piensan en serio desarrollar la depresión de una persona en doscientas ochenta páginas? No es algo que sea posible, perdón. Alguien deprimido tiene muchos motivos, y si no tiene muchos, al menos son tan complejos que hasta a veces resultan inentendibles. Y si no es todo eso, al menos (y sobre todo) no se resuelven tan fácilmente. En resumen, es cualquiera. Cero realista. Cero educativo. Cualquier cosa. Me parece una terrible falta de respeto a las personas deprimidas. Mostrarles esto sería como decirles: ¿se te murió tu mamá de cáncer, tu papá te pega, te odiás a vos mismo, no tenés amigos y encima tu hermano está enfermo muy gravemente? Tranquilo: salí un mes con una chica, te cambia la vida.
Es decir, por supuesto que es un agregado de felicidad a la vida que muchos pueden necesitar, pero con un mes no hacés nada, y menos con un caso de supuestamente tanta depresión como el de Aysel.
Además, y esto es algo subjetivo (bastante) pero quiero decirlo, sus motivos sinceramente me parecen muy poco convincentes. Y creo que en esto influye el hecho de que no empaticé con la protagonista. Es que, sí, entiendo que no quieras ser como él, pero no logré a sentirme realmente apenada por ella, o angustiada, o sentir siquiera su desesperación. Me mantuve totalmente apática en toda la lectura.
Y ahora vamos a por qué (encima de todo esto) es un mal libro.
Primero: las metáforas son demasiado pocas y repetitivas. Que la física esto, la física lo otro. La babosa negra. Y ya está. Por supuesto que no tenés que agregarle muchas metáforas para que sea un buen libro, de hecho, puede hasta haber una sola y que sea maravilloso, pero no es el caso. La autora no supo trabajar de forma correcta esas pobres dos metáforas que utilizó, y las repetía constante y burdamente. El amor de Aysel por la física me resultó estúpido y con un aporte cero importante a la trama, la verdad. Y hasta creo que no va con el hecho de que esté deprimida: no tendría ganas, si ese fuera su caso, si de verdad quisiera suicidarse con tanto ímpetu, de estar haciendo ejercicios, de concentrarse en algo que no fuera su dolor y sufrimiento. Cuando estás deprimido todo es negro. No hay un blanco por ahí. Y si lo hay, es porque trabajaste mucho para conseguir verlo. La depresión te saca las ganas de todo. Te deja vacío.
Segundo: me parece que en un contexto político como el de ahora, con tanto racismo y tanta discriminación y sobre todo en un país como Estados Unidos, es incorrecto e irresponsable por parte de la autora poner a alguien extranjero (y encima turco, siendo que esa zona es muy atacada por EE.UU.) como causante de un crimen, como loco. Y sé que no va a infiltrarse tanto (o al menos eso espero, ni siquiera vale la pena) como para generar realmente algo negativo en la población que puede generarlo, pero es importante considerar todo esto antes de escribir un libro.
En resumen, y no me arrepiento de decirlo con todas las letras: el libro es una verdadera basura. No lo recomiendo para nada.
Mi puntuación:
0/10.